PEN International © 2017
Terms & Conditions | Privacy Statement

Canadá: Preocupación sobre las acusaciones a Yvan Godbout

martes 28 enero 2020 - 5:22pm

Yvan Godbout Autor De Hansel Y Gretel

Update - 25 septiembre 2020

El 24 de septiembre de 2020, el escritor Yvan Godbout fue absuelto de los cargos por producción de pornografía infantil. El juicio se llevó a cabo durante el mes de septiembre de 2020. El Tribunal Superior de Justicia de Quebec ha dictaminado la absolución y expresado que dos de los artículos del Código Penal violan la Carta de Derechos y Libertades que garantiza el derecho a la libertad de expresión.

Londres, 30 de enero de 2020.- La acusación al escritor quebequense Yvan Godbout por 'producción de pornografía infantil' en relación con unos pasajes de su novela Hansel & Gretel, y a su editor, Éditions ADA inc., por la 'producción y distribución de pornografía infantil', representa una prueba importante para la protección de la libertad de expresión en Quebec y Canadá en general, dijo PEN International hoy. La organización pide a las autoridades que retiren los cargos en contra del autor y su editor, si él está siendo procesado solamente por los pasajes escritos en su libro.

La novela Hansel & Gretel, un recuento gótico del famoso cuento de hadas alemán, que presenta, en particular, un pasaje en el que un padre ataca sexualmente a su hija, fue originalmente publicada en 2017 por AdA Editions, en Les contes interdits (colección de los cuentos prohibidos). De acuerdo con Vice News, "el trabajo no se ha comercializado para niños, no contiene imágenes visuales explícitas, se imprimió una advertencia de contenido en la parte posterior y la escena tiene el propósito de ser horrible, no erótica".

El 14 de marzo de 2019, Godbout y el director de AdA Editions, Nycolas Doucet, fueron arrestados e interrogados por investigadores del Sûreté du Québec, la fuerza policial de la provincia, y liberados en espera de juicio el 15 de abril de 2019. Su arresto fue la respuesta a una denuncia, presentada por un profesor en enero de 2018, más de un año antes de proceder, sobre una página de la novela que describe una escena de una agresión sexual a una menor de edad. El editor suspendió la venta del libro, pero Éditions ADA inc. decidió vender el libro nuevamente después de unos meses, ya que no tuvo más noticias de la policía.

Godbout enfrenta cargos por crear pornografía infantil bajo la sección 163.1 (2) del Código Penal canadiense, por lo que podría enfrentar una pena de prisión de uno a 14 años. Según su abogado, el juicio comenzará en septiembre de 2020. El caso no tiene precedentes.

El Código Penal canadiense define la pornografía infantil como “cualquier escritura, actuación o grabación de sonido que defiende o aconseja la actividad sexual con una persona menor de dieciocho años' y 'cualquier escritura cuya característica dominante sea la descripción con fines sexuales, actividad sexual con una persona menor de dieciocho años. Producir, distribuir o poseer tales escritos constituye actos criminales”. Sin embargo, también establece que “Ninguna persona será condenada por un delito en virtud de esta sección [sobre pornografía infantil] si los actos que constituirían el delito: (a) tienen un propósito legítimo relacionado con la administración de justicia, ciencia, medicina, educación o artes".

Según el abogado del escritor, Jean-Philippe Marcoux, la Corona usó su poder extraordinario para proceder a un juicio ante un jurado, sin el consentimiento del acusado y evitando una audiencia preliminar frente a un juez que habría revisado si había pruebas suficientes para proceder al juicio. Por escrito, Marcoux declaró a PEN Internacional: “Bajo mi conocimiento, este es un caso de prueba para la Corona y están intentando algo que nunca se ha intentado en el pasado en Canadá. Creemos firmemente que, teniendo en cuenta la ley y la jurisprudencia aquí en Canadá, esta novela no constituye pornografía infantil. Se podría argumentar que esto está cerca de la censura y en contra de la libertad de expresión".

Salil Tripathi, Presidente del Comité de Escritores en Prisión de PEN International, dijo: “Como una obra de ficción, es extraño que tales cargos se impongan contra Godbout y su editor dado que Hansel y Gretel parecen encajar firmemente dentro de las exenciones provistas por la ley. Las cuentas locales sugieren que la novela no se comercializa para niños ni tiene imágenes gráficas, por lo que uno se pregunta cómo se puede argumentar razonablemente que el pasaje alcanza el umbral de daño requerido para negar cualquier exención basada en el mérito artístico. Hacemos un llamado a las autoridades canadienses para que actúen según las normas internacionales de libre expresión y no permitan que una ley legítima, contra la pornografía infantil, reprima la literatura legítima”.

Según lo indicado a Vice News por Catherine Tosenberger, profesora de la Universidad de Winnipeg, que se especializa en folclore y literatura infantil, al dar a los cuentos de hadas una reinterpretación oscura, autores como Godbout los están acercando a su material original.

En respuesta al proceso legal que enfrenta el novelista, organizaciones como ANEL, L'Association Nationale des Éditeurs de Libre (Asociación Nacional de Escritores de Libros) y UNEQ, l'Union des Écrivaines et des Écrivains Québécois (Unión de Escritores de Quebec) , han descrito el juicio contra Godbout como excesivo, "un caso obvio de censura" que "criminaliza la escritura de ficción"; UNEQ también menciona una posible "privación de la libertad de expresión".

Expresando preocupación por el precedente de que este caso podría establecer la protección de la Libertad de expresión en Quebec y Canadá en términos más generales, Félix Villeneuve, Coordinador del Comité para la Defensa de los Escritores Perseguidos de PEN Quebec, declaró: "Los artistas a veces sienten la necesidad de presentar al ser humano en su peor momento, no por complacencia, sino para dar sentido al mundo en que vivimos. Si el artista no puede elaborar un discurso sobre la violación, la violencia, el terror y los tabúes en general, para ponerlos bajo los reflectores, ¿quién lo hará?”.

PEN International insta a las autoridades canadienses a que retiren los cargos en contra del autor Yvan Godbout y su editor, Éditions ADA inc., y para proteger el derecho a la libertad de expresión consagrado en la Carta Canadiense de Derechos y Libertades y el Artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas, ratificado por Canadá.