PEN International © 2017
Terms & Conditions | Privacy Statement

Cuba: Autoridades deben detener el acoso en contra del escritor Andrés Gómez Quevedo

lunes 19 abril 2021 - 7:50pm

El Escritor Cubano Andres Gomez Quevedo

PEN Internacional denuncia el acoso de las autoridades cubanas en contra del escritor Andrés Gómez Quevedo, que se suma a las continuas amenazas en contra de artistas, periodistas e intelectuales en Cuba, como un medio de control y de censura en la isla. PEN renueva su llamado a las autoridades cubanas para que cesen de inmediato los ataques contra la libertad de expresión y la creación artística.

El 10 de abril de 2021 se dio a conocer que ejemplares del libro Los árboles que querían volar, del autor cubano Andrés Gómez Quevedo, fueron retirados y confiscados por la Seguridad del Estado de San Luis en Santiago de Cuba al considerar el libro como “subversivo”. Agentes del estado han perseguido y acosado a la familia y amigos del escritor para requisar los ejemplares.

“El constante acoso del gobierno cubano en contra de escritores y las amenazas a la creación artística tienen como objetivo silenciar cualquier idea contraria al sistema político. Las autoridades cubanas deben detener estas prácticas de inmediato y honrar la libertad de expresión y creacion”, declaró Jennifer Clement, Presidenta de PEN Internacional.

La novela infantil Los árboles que querían volar fue publicada en diciembre de 2020 por Chiado Editorial en países como Portugal y España, y cuenta la historia de cinco árboles que quieren salir volando pues ya no soportan las leyes de su opresivo rey, y recurren a la ayuda de un niño y un hada. Los personajes tratan de sobreponerse o adaptarse a un mundo repleto de miedo, persecución, desesperanza, impotencia, resignación y situaciones ilógicas e increíbles.

De acuerdo con el testimonio del autor Andrés Gómez Quevedo en sus redes sociales, la seguridad del Estado obligó a personas a entregar el ejemplar del libro. Asimismo, el padre del escritor fue citado para interrogarlo al menos en dos ocasiones “como si fuera un criminal”, según el autor, por tener el libro entre sus pertenencias, y por haberlo regalado a otras personas. El autor fue acusado de ser asalariado por la disidencia. “Yo escribí una novela infantil, no entiendo cuál es el miedo” —declaró el autor.

El Acta Constitutiva de PEN Internacional declara que “La literatura no conoce fronteras y debe mantenerse como una divisa común entre los pueblos, a pesar de las convulsiones internacionales o políticas. En todas las circunstancias, y sobre todo en tiempos de guerra, las obras artísticas, que constituyen el patrimonio de la humanidad en general, deben dejarse intactas y no ser afectadas por las pasiones nacionalistas o políticas.”

Desde que entró en vigor el Decreto 349 en Cuba, los artistas y escritores han sufrido un creciente acoso. El decreto, que fue formado a base de leyes y regulaciones vigentes que se aplican a los artistas oficialmente reconocidos por el gobierno cubano, formaliza y extiende la censura artística en Cuba, y crea una nueva categoría de inspectores de arte que tienen el poder de unilateralmente imponer multas, cancelar eventos y someter decomiso de obras como castigo por presentar trabajos sin la autorización del estado.

PEN Internacional condena la existencia del Decreto 349, pide su derogación y hace un llamado urgente al gobierno de Cuba a:

  • Detener el acoso y las amenazas en contra del escritor Andrés Gómez Quevedo y de su obra literaria, así como la persecución de otros autores y periodistas en Cuba.
  • Cesar inmediatamente la represión contra la libre manifestación artística y creativa.
  • Cumplir con su obligación internacional como signatario del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos para garantizar que los artistas, escritores y periodistas ejerzan su libertad de expresión sin miedo a represalias.