PEN International © 2017
Terms & Conditions | Privacy Statement

David Lagercrantz escribe a Dawit Isaak - Día del Escritor Encarcelado 2018

miércoles 14 noviembre 2018 - 7:00am

David Lagercrantz escribe a Dawit Isaak

Como parte del Día del Escritor Encarcelado – la campaña anual de PEN Internacional – David Lagercrantz escribe a Dawit Isaak.


Querido Dawit,

Me rompe el corazón que siguas en prisión después de diecisiete años. Intento imaginar cómo serán tus días, pero una y otra vez me temo lo peor. Leo sobre periodistas que han muerto en cautiverio en Eritrea, y sé que tú no estabas bien, que probablemente hayas tenido que soportar torturas.

Sé que tienes una familia que te quiere, y sé que no se les permite visitarte. Pero, ¿puedes al menos expresarte de alguna manera? Escribir algunas palabras en un papel? Anotar algunos pensamientos? Como colega escritor, creo que a mí eso me reconfortaría un poco.

Es noviembre, el mes más oscuro. Está lloviendo en Estocolmo, y estoy terminando mi novela, luchando contra las dudas. Vivo en esta pequeña burbuja con mi familia y mi trabajo. De vez en cuando voy a reuniones de la junta del PEN sueco y trato de hacer algo bueno. Me duele decir que vientos de supresión y un autoritarismo están barriendo el mundo; sobre Polonia, Hungría, Turquía, Rusia, China y sobre el Oriente Medio. En los Estados Unidos hay un presidente que llama a los medios "enemigo del pueblo". Unos mil periodistas han sido asesinados en todo el mundo en solo un año.

Pero, como siempre, hay personas que luchan contra esto, y ciertamente hay personas y organizaciones luchando por ti, y no nos rendiremos hasta que seas libre. A principios de este año, publicamos tu libro Hope: The Tale of Moses and Manna´s love, en inglés y francés. Hemos tenido manifestaciones en distintas ciudades, actividades en los diarios más grandes. Gente como Madonna y Bruce Springsteen han exigido tu libertad.

Te hemos otorgado el premio Tucholsky, un premio que compartes con escritores como Salman Rushdie y Svetlana Alexievich. Si alguna vez - aunque me temo que no - pudieses usar un ordenador, busca el hashtag #freedawit y verás que todos los días, año tras año, la gente está protestando, esperando tu liberación.

Así que querido Dawit, ¿qué puedo decir? ¿Que lo siento terriblemente? Sí, por supuesto. Pero también, que yo - que no temo nada más que a los críticos severos - estoy orgulloso de que PEN International me haya pedido que te escriba esta carta. Estoy orgulloso de tener esta mínima conexión contigo.

Si el mundo se convierte en un lugar mejor - y debe - necesitamos personas como tu, escritores valientes que luchen por la verdad y por nuestro derecho a expresar lo que pensamos.

Esperando y soñando con verte pronto.

Sinceramente, tuyo

David Lagercrantz