PEN International © 2017
Terms & Conditions | Privacy Statement

Día del Escritor Encarcelado 2020: Actúa en favor de Sedigeh Vasmaghi

lunes 9 noviembre 2020 - 1:09pm

Sedigeh Vasmaghi

Nombre: Sedigeh Vasmaghi
Ocupación: teóloga, poeta, escritora y activista por los derechos de las mujeres
Situación: Enfrenta seis años de prisión. Libros prohibidos en Irán
#EscritorEncarcelado #SedigehVasmaghi

Lee La Carta De Lisa Appignanesi En Solidaridad Con Sedigeh Vasmaghi

Lee La Carta De Sedigeh Vasmaghi Protesto

Sedigeh Vasmaghi es una teóloga, poeta, escritora y activista por los derechos de las mujeres que ha escrito sobre una amplia gama de temas teológicos, políticos y sociales. Es muy reconocida en Irán y en el extranjero por sus comentarios sobre la jurisprudencia islámica en Irán.

En agosto de 2020, Vasmaghi fue condenada a un año de prisión por firmar una petición en la que se criticaba la brutalidad policial contra las personas que habían participado en manifestaciones en noviembre de 2019. Esta sentencia ha sido agregada a una pena suspendida de cinco años de prisión, que se le impuso en 2017, sumando un total de seis años. Permaneció libre hasta octubre de 2020, cuando se confirmó su sentencia. Actualmente está esperando a saber cuándo ha de ingresar en prisión.

Vasmaghi ha vivido durante décadas bajo vigilancia y acoso constantes, y sus libros están prohibidos en Irán. Dejó Irán en 2011 para pasar seis años en el exilio, en Alemania y Suecia, antes de regresar en 2017. Esta sentencia es el último intento de reprimir su voz crítica e independiente.

PEN International considera que las condenas a Vasmaghi constituyen una clara violación de su derecho a la libertad de expresión, por lo que exige que se rescindan.

Actúa

1. Haz un llamamiento a las autoridades de la República Islámica de Irán

2. Díselo a otros: comparte el caso y el trabajo de Sedigeh Vasmaghi

3. Haz un donativo a nuestra campaña del Día del Escritor Encarcelado

4. Lee la carta de la autora Lisa Appignanesis en solidaridad con Sedigeh Vasmaghi

Pide a las autoridades que:

● Protesta por el mantenimiento en octubre de 2020 de la sentencia de un año impuesta a Sedigeh Vasmaghi y por la reactivación de una sentencia previa suspendida de cinco años, sumando un total de seis años de prisión;

● Denuncia el hecho de que ha sido condenada por cargos que constituyen claras violaciones de su derecho a la libertad de expresión y asociación;

● Exige que no se la obligue a entrar en prision y que se retiren los cargos en su contra;

● Aseguren que ella pueda continuar con su legítima práctica de escritora y activista, sin más obstáculos;

● Se levante la prohibición de sus publicaciones en Irán.


Ejemplo de tuit:

Retiren los cargos contra #SedigehVasmaghi y levanten la prohibición de sus publicaciones. #EscritorEncarcelado @khamenei_ir [o Twitter para otros contactos a continuación]

Líder Supremo de la República Islámica de Irán

Grand Ayatollah Sayed ‘Ali Khamenei

Dirección: The Office of the Supreme Leader, Islamic Republic Street, End of Shahid Keshvar Doust Street, Tehran, Islamic Republic of Iran.

Email: https://www.leader.ir/en/conta...

Twitter: @khamenei_ir (English), @Khamenei_ar (Arabic), @Khamenei_es (Spanish).

Jefe del Poder Judicial

Mr Ebrahim Raisi

Dirección: c/o Permanent Mission of Iran to the UN, Chemin du Petit-Saconnex 28, 1209 Geneva, Switzerland

Email: iran@un.int

Twitter: @Iran_UN (Inglés)

Presidente de la República Islámica de Irán

Hassan Rouhani

Dirección: The Presidency, Pasteur Street, Pasteur Square Tehran, Islamic Republic of Iran

Email: media@rouhani.ir

Twitter: @HassanRouhani (Inglés) and @Rouhani_ir (Persa)

Enviad copias a la Embajada de Irán en vuestro país: https://embassy.goabroad.com/embassies-of/iran

2. Díselo a otros: compartan el caso y el trabajo de Sedigeh Vasmaghi

Alentamos a los miembros de PEN a:

  • Publicar artículos y columnas de opinión sobre este caso en su prensa nacional o local;
  • Presentar el caso de Sedigeh Vasmaghi a las instituciones académicas, especialmente a los departamentos que se ocupan del Islam y la teología, y a las organizaciones de derechos de las mujeres, pidiéndoles que tomen medidas en su nombre;
  • Compartir información sobre Sedigeh Vasmaghi y vuestra campaña a través de las redes sociales, utilizando #EscritorENcarcelado y #SedigehVasmaghi;
  • Organizar eventos públicos, conferencias de prensa y manifestaciones.

Por favor, informadnos de vuestras actividades y acciones. Eso nos ayudará a monitorear el impacto de nuestra campaña.

Ejemplo de tweet:

En el día del #EscritorEncarcelado únete a @PEN_Int y actúa en defensa de la escritora y teóloga iraní #SedigehVasmaghi [insertar enlace]

Compartid este gráfico en Twitter, Facebook o Instagram para destacar el caso de Sedigeh.

Quote-Cards-ESP-Vasmaghi-IG_201110_124449.jpg#asset:9227


“¡Podréis encarcelar mi cuerpo, pero nunca mi conciencia! Protesto contra todas las injusticias y opresiones, y contra el encarcelamiento de los inocentes.” Sedigeh Vasmaghi

#EscritorEncarcelado #SedigehVasmaghi

3. Haz un donativo para nuestra campaña del Día del Escritor Encarcelado

Los escritores encarcelados confían en que PEN defenderá su libertad y desafiará a quienes quieren silenciarlos. Desde el apoyo práctico para escritores que buscan asilo o están en el exilio, hasta el uso de nuestras plataformas para compartir sus palabras, hasta presionar a los poderosos, este trabajo solo es posible con tu apoyo.

Button?p=eyJJZCI6IjM1NzM5NmJhLTlmOTQtNGFiMi05MGU4LTg1ZTg5MDBiOTEyNCIsIkNoYXJpdHlJZCI6MjI0MjUyLCJTaXplIjoibCIsIlJlZmVyZW5jZSI6IiIsIlR5cGUiOiJEb25hdGUifQ==

Lee la carta de Lisa Appignanesi en solidaridad con Sedigeh Vasmaghi

Querida Sedigeh Vasmaghi:

Es terrible pensar que te han condenado por firmar una petición que criticaba la brutalidad policial hacia los manifestantes.

¿No saben las autoridades iraníes que incluir el nombre de uno en una petición es algo que se hace todos los días? ¿No saben que la gente lleva miles de años haciendo peticiones y que las primeras que fueron documentadas datan de los tiempos en que se construyeron las pirámides en Egipto, cuando los esclavos pedían mejores condiciones de trabajo? Peticiones y peticionarios se han dirigido a los gobiernos desde entonces, desde la China Imperial hasta la América actual, pasando por cada momento de la historia y cada ubicación geográfica. A la palabra petición subyace un modo de que la gente encuentre alguna compensación por sus agravios.

Eres abuela y decidiste valientemente regresar a Irán, a pesar de una condena previa de cinco años a la que se ha unido esta nueva. El gobierno iraní no tiene ni una pizca de tu valentía. Parece temer a una escritora de tu talento y prestigio, una mujer cuya poesía ganadora de premios y cuyas traducciones del árabe clásico han deleitado a generaciones, una mujer excepcional que ha dado clases de derecho en su tierra natal y en el extranjero y cuyo trabajo académico sobre Mujeres, Jurisprudencia, Islam (2014) y estudios sobre poligamia han fundamentado el pensamiento jurídico en su campo, durante mucho tiempo, y que ahora están prohibidos.

Si el estado tuviera confianza en su propio poder y en sus propios actos, no tendría ninguna necesidad de silenciarte. Sabemos que, si te encarcelan, seguirás escribiendo y protestando. La injusticia no desaparece al echar el cerrojo de la puerta de una celda. La brutalidad de la masacre contra la que te manifestaste con tu firma sigue siendo una mácula en la historia de Irán y en la memoria de sus gentes. En todo el mundo otros escritores te apoyan, al igual que las personas que han sobrevivido a las fechorías de sus gobernantes.

En su discurso de aceptación del Premio Nobel, el gran dramaturgo Harold Pinter afirmó que el poder político subsistía mediante la creación de un enorme tapiz de mentiras, manteniendo a la gente ajena a la verdad. Así, el papel de escritor es rescatar la lengua, contar la verdad y alzarse contra el poder. «Creo que, a pesar de las tremendas adversidades que existen, todos nosotros tenemos la obligación fundamental de mostrar una determinación intelectual inquebrantable, férrea e intensa, como ciudadanos, para definir la auténtica verdad de nuestras vidas y nuestras sociedades».

Sedigeh, tú llevas haciendo esto muchos años. Estamos contigo.

Esperamos que el gobierno iraní detenga la injusticia de tu encarcelamiento y que reconozca también el derecho de todos a hacer una petición.

Un saludo muy cordial,
Lisa Appignanesi, expresidenta del PEN inglés

Lee la carta de Sedigeh Vasmaghi: Protesto

¡Podéis encarcelar mi cuerpo, pero nunca mi conciencia!

Protesto, no solo contra un veredicto emitido por una autoridad ilegítima (ilegítima porque el Tribunal Revolucionario no tiene jurisdicción y porque el juez de la Sección 26 es el jefe de Protección de Inteligencia en el Tribunal Revolucionario y no tiene autoridad para dictar sentencia),

Protesto, no solo contra el contenido del veredicto, que declara abiertamente que el sistema judicial no cree en el valor de la libertad de expresión y en el derecho a protestar,

También protesto contra el gobierno que ha ridiculizado sin piedad a la justicia y que abusa del sistema judicial, los tribunales, las cárceles y el poder judicial para reprimir las protestas, incluso en su forma más pacífica: el hecho de emitir un comunicado.

Protesto contra el gobierno que quiere encadenar nuestra conciencia privándonos del derecho humano y moral de protestar, que quiere encadenar y encarcelar nuestra conciencia.

Protesto contra el gobierno que quiere obligarnos a permanecer en un silencio vergonzoso frente a la injusticia y que, a sabiendas y deliberadamente, no permitirá que ciudadanos conscientes y responsables luchen contra la destrucción y la alteración de sus derechos civiles.

Protesto contra el gobierno que quiere privarnos de la humanidad y convertirnos en estatuas indiferentes y silenciosas.

Protesto contra el gobierno que ha entrelazado las tensiones y los conflictos en su tejido (conflictos con todos, con su gente y con el mundo) y que, con sus políticas menos honrosas, nos ha privado de la paz y la seguridad físicas y espirituales.

Protesto contra todas las injusticias y opresiones, y contra el encarcelamiento de inocentes.

Sigo protestando contra la brutal masacre de noviembre de 2019. Dondequiera que esté, incluso en la cárcel, protesto y protestaré contra la injusticia.

¡Podéis encarcelar mi cuerpo, pero nunca mi conciencia! Prefiero la cárcel al silencio vergonzoso ante la injusticia y la corrupción.

El sabio Gabriel abrirá la cerradura algún día

La llave de la cárcel será encontrada, no os entristezcáis

Sedigeh Vasmaghi

25 de agosto de 2020

اختصاص#

  • El veredicto se emitió contra los acusados de la «declaración de las 77 personas» / Ali Shakoori Rad fue condenado a un año de prisión a causa de la declaración del Partido Islámico de Unidad de la Nación de Irán / Mehdi Mahmoudian fue condenado a cinco años de prisión / Mohammad Hossein Karroubi, Mohsen Armin, Ghorban Behzadiannejad y Sedigheh Vasmaghi fueron condenados a un año de prisión.
  • Extensión - Grupo de noticias: Hojjat Kermani, la abogada y experta legal Azar Mansouri, Reyhaneh Tabatabai, Ali Shakoori Rad y Mohsen Aminzadeh dieron la noticia de que se había anunciado el veredicto sobre 14 activistas políticos reformistas, procesados por la «declaración de las 77 personas» en la Sección 26 del Tribunal Revolucionario de Teherán.
  • Según este abogado, el veredicto dictó que la Sra. Azar Mansouri, la Sra. Reyhaneh Tabatabai, el Sr. Issa Saharkhiz, el Sr. Abdullah Ramezanzadeh, el Sr. Mohammad Sadegh Norouzi, el Sr. Mehdi Darispour, el Sr. Hassan Asadizidabadi y el Sr. Mohsen Aminzadeh fueron absueltos de «difundir propaganda contra el sistema», pero el Sr. Ali Shakoori Rad, el Sr. Mohammad Hossein Karroubi, el Sr. Mohsen Armin, el Sr. Ghorban Behzadiannejad y la Sra. Sedigheh Vasmaghi fueron condenados a un año de prisión.
  • Además, el Sr. Mehdi Mahmoudian fue condenado a un año de prisión, acusado de «difundir propaganda contra el sistema», y a cuatro años de prisión, una prohibición de dos años de afiliarse a cualquier partido y de salir del país, y cuatro meses de servicio comunitario por cargos de «conspiración para perturbar la seguridad del país».
  • Cabe mencionar que en el caso de Mohammad Hossein Karroubi, Issa Saharkhiz, Mehdi Mahmoudian, Abdullah Ramezanzadeh, Mohsen Armin, Mohammad Sadegh Norouzi, Ghorban Behzadiannejad, Mehdi Darispour, Hassan Asadizidabadi, Mohsen Aminzadeh, Azar Mansoori, Reyhan Tabatabai y Sedigheh Vasmaghi, estos fueron acusados de «difundir propaganda contra el sistema» tras firmar el «comunicado de las 77 personas» sobre los hechos de noviembre de 2019, que protestaba por el aumento de los precios de la gasolina y pedía la no-violencia en el trato con los manifestantes. El Sr. Ali Shakoori Rad fue acusado de «difundir propaganda contra el sistema» tras emitir un comunicado del partido Ittihad Mellat sobre los hechos de noviembre de 2019.

# امتداد

@emtedadnet

Antecedentes

Sedigeh Vasmaghi es una de las pocas mujeres que han enseñado ley islámica en Irán. Entre sus publicaciones se incluye Mujeres, Jurisprudencia, Islam (2014), traducido al inglés y al alemán, pero prohibido en su país de origen. Otros trabajos incluyen Poligamia dentro del Islam y Matrimonio temporal con el Islam y cohabitación en Occidente, junto a numerosos artículos en periódicos y revistas. Vasmaghi ocupó un puesto de investigación sobre derecho de familia en la Universidad de Sheffield y fue profesora invitada en la Universidad Georg-August de Göttingen, Alemania.

Vasmaghi también es poeta y publicó su primera colección de poesía, Rezando para que llueva, en 1989, por la que recibió el premio al Mejor Libro de 1991 de la Universidad de Al-Zahra, Teherán. Desde entonces ha publicado cinco colecciones de poesía. También ha traducido poesía árabe clásica al persa. Lee su poesía.

Sedigeh Vasmaghi ha sido durante mucho tiempo el objeto de intentos de silenciar su voz crítica. Por ejemplo, en 1997 fue condenada a dos meses de prisión por un artículo sobre unas discusiones entre un diputado del gobierno y un funcionario británico, sentencia que fue anulada por el Tribunal de Apelación tras la presión internacional de grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional.

El acoso continuó. En febrero de 2011, el Ministerio de Seguridad iraní emitió una orden para el arresto de Vasmaghi. Ella se ocultó hasta huir del país en marzo de 2011, hacia Alemania. Allí asumió un puesto de profesora invitada en el departamento de Estudios Islámicos de la Universidad de Göttingen, en el Departamento de Estudios Islámicos. En 2012 se mudó a Upsala, en Suecia, como residente del programa International Cities of Refuge (ICORN) (Red Internacional de Ciudades de Refugio). Cuando terminó su residencia, en 2014, permaneció en Suecia como investigadora de la Universidad de Upsala.

El 14 de octubre de 2017, Vasmaghi, junto con su esposo, abandonaron Suecia para regresar a Irán. A su llegada, fue detenida durante varias horas en el aeropuerto internacional de Teherán, antes de ser liberada para comparecer ante el Tribunal Revolucionario de Teherán, el 22 de octubre. En una audiencia de 10 minutos, el juez mencionó un fallo judicial anterior pronunciado contra la escritora antes de su salida al extranjero, así como su oposición a la lapidación de mujeres declaradas culpables de adulterio.

Vasmaghi fue llevada a la prisión de Evin y luego liberada bajo fianza el 4 de noviembre de 2017. La apelación de Vasmaghi se celebró el 16 de mayo de 2018 y se le impuso una sentencia condicional de cinco años. En septiembre de 2019 se le prohibió salir del país.

A pesar de esto, Vasmaghi continuó su activismo político. En junio de 2020 recibió una citación judicial relacionada con una petición que había firmado, junto a otras 70 personas, en protesta por la presunta brutalidad policial contra los participantes en las manifestaciones, ocurridas en noviembre de 2019, contra el aumento del precio del petróleo. La petición implicaba a la policía en la muerte de cientos de manifestantes. El tribunal afirmó que no había pruebas de brutalidad y que la petición tenía motivaciones políticas.

Vasmaghi se negó a asistir a la audiencia judicial que se celebró el 4 de agosto, y en su lugar emitió una larga declaración en la que cuestionaba la legitimidad del tribunal para evaluar su caso. También se refirió a otras acusaciones formuladas en su contra, incluida la de conversar con medios de comunicación en lengua persa fuera de Irán, recomendar negociaciones entre Estados Unidos e Irán y firmar otra petición, a principios de 2019, en la que se pedía la separación entre estado y religión. Fue condenada a un año de prisión. La apelación de Vasmaghi contra la sentencia fue revocada y ahora tendrá que ingresar en prisión para cumplir esta sentencia, junto con un periodo anterior de cinco años, sumando un total de seis años de prisión.