PEN International © 2017
Terms & Conditions | Privacy Statement

Día del Escritor Encarcelado 2019 - Tomen Medidas En Favor De Stella Nyanzi

martes 29 octubre 2019 - 5:43pm

La académica, escritora y activista, Stella Nyanzi

La académica, escritora y activista ugandesa Stella Nyanzi cumple en la actualidad una condena de prisión de 18 meses por «ciberacoso» en relación con un poema que escribió en Facebook en septiembre de 2018 criticando al presidente de Uganda Yoweri Museveni (y a su madre). La Dra. Nyanzi ha cumplido casi 11 meses de su condena.

La Dra. Nyanzi ha interpuesto un recurso contra su condena. La fiscalía también ha apelado contra el sobreseimiento de un cargo de «comunicación ofensiva» del que se le acusó originalmente. Ambas apelaciones estaban previstas el 10 de octubre pero se pospusieron debido a que el equipo jurídico de la Dra Nyanzi protestó por la vista a puerta cerrada de la apelación y el recurso de apelación. El caso ha sido reasignado a otro juez. Entre tanto, la Dra. Nyanzi permanece en la prisión de mujeres de Luzira, en Kampala, la capital de Uganda.

La condena de Nyanzi bajo la Ley de uso indebido de ordenadores de 2011 ilustra la creciente intolerancia de las autoridades a la crítica y se desarrolla frente a un contexto más amplio de supresión de la libertad de expresión en Uganda y, en particular, medidas severas contra la disidencia online.

PEN considera que el encarcelamiento de la Dra. Nyanzi es una violación de su derecho a la libertad de expresión, conforme a lo dispuesto en el Artículo 29 de la Constitución de Uganda, así como el Artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos del que Uganda es un estado parte. PEN hace un llamamiento a las autoridades ugandesas a liberarla de prisión de forma inmediata e incondicional y a anular su condena.

Tomen medidas: Compartan en Facebook, Twitter y otras redes sociales

Envíen cartas de llamamiento a las autoridades ugandesas:

  • Expresando su preocupación por la sentencia y la pena impuestas a la Dra. Nyanzi, solicitando que la liberen de forma inmediata e incondicional y anulen su condena.
  • Pidiéndoles que rechacen o modifiquen la Ley de uso indebido de ordenadores (2011), que se ha utilizado como medida de represión de la disidencia, a fin de garantizar la plena conformidad con las obligaciones de libertad de expresión en Uganda de acuerdo con la legislación internacional.
  • Instándoles a cumplir con sus obligaciones de proteger la libertad de expresión tal y como queda consagrado en la Constitución de Uganda y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos del que Uganda es un estado parte.

Envíen llamamientos a:

Mr. Mike Chibita
Director of Public Prosecutions Directorate of Public Prosecutions Workers House,
Plot 1 Pilkington Road Kampala,
Uganda
Correo electrónico: mike.chibita@dpp.go.ug

Major General (rtd) Kahinda Otafiire
Minister of Justice and Constitutional Affairs Bauman House,
Plot 5, Parliament Avenue P. O. Box 7183 Kampala,
Uganda
Fax: +25641254829
Correo electrónico: info@justice.go.ug

Envíen sus cartas a través de la embajada de Uganda en su propio país. Pueden encontrar un listado de embajadas aquí.

Contacten con su Ministro de Asuntos Exteriores y los representantes diplomáticos en Uganda, solicitándoles que aborden la causa de la Dra. Nyanzi en foros bilaterales.

Informen a PEN International de todas las medidas que tomen y de las respuestas que reciban.

Publicidad

Animamos a los miembros de PEN a:

  • Publicar artículos de opinión en sus medios locales o nacionales, destacando el caso de la Dra. Stella Nyanzi y la libertad de expresión en Uganda.
  • Compartir en Facebook, Twitter y otras redes sociales utilizando las etiquetas #PresionarPorStellaNyanzi #LiberarAStellaNyanzi #EscritorEncarcelado

Ejemplos de tuits:

  • Retiren los cargos contra #StellaNyanzi #EscritorEncarcelado
  • En el Día del #EscritorEncarcelado únase a PEN y haga algo para ayudar al escritor #StellaNyanzi #EscritorEncarcelado {insertar enlace RAN}

Téngannos informados de sus actividades y envíennos un informe de las mismas antes del 15 de diciembre de 2019 para que podamos compartir la información con otros centros.

Solidaridad

La solidaridad es un componente clave de nuestra campaña. Consideren adoptar a Stella Nyanzi como Miembro Honorario de su centro.  Pueden encontrar datos sobre cómo hacer campaña por los miembros honorarios en el manual del Comité de Escritores Encarcelados, disponible aquí.

«Enseña poesía al país.
Las esposas no pueden contener la fuerza de los poemas.
Las órdenes de detención no pueden hacer desaparecer a los versos memorizados
La poesía nunca puede quedar detenida en prisión».

-Stella Nyanzi.

La Dra. Nyanzi estaría encantada de recibir cartas, tarjetas y libros de miembros y seguidores de PEN Si está interesado en enviarle algo, póngase en contacto en: lianna.merner@pen-international.org

Plantéense también celebrar un evento solidario en el que se mencione y se llame la atención sobre el caso de la Dra. Nyanzi.

«...para aquellos de nosotros cuyas expresiones critican al gobierno y a sus agentes, aquellos de nosotros que nos cuestionamos el statu quo, aquellos de nosotros que exponemos las numerosas violaciones cotidianas de los derechos de los ciudadanos, aquellos de nosotros que resistimos y desafiamos al sistema, el espacio para la libertad de expresión se está cerrando con rapidez. Mordazas, censores, intimidación, multas, amenazas, arrestos, palizas, detenciones, redadas, confiscación de materiales, prohibición de nuestra obra son algunos de los vicios crecientes que el gobierno aplica contra nosotros».

- Dra. Nyanzi, dirigiéndose a PEN International en 2017.

Información general 

La Dra. Nyanzi fue acusada en noviembre de 2018 de «ciberacoso» y «comunicación ofensiva» bajo las secciones 24 y 25 de la Ley de uso indebido de ordenadores de 2011; fue condenada por el primer cargo y absuelta del segundo el 1 de agosto de 2019. Al día siguiente fue condenada a 18 meses de prisión. Dado que la Dra. Nyanzi ya ha pasado once meses encarcelada, tras haber permanecido en prisión preventiva desde la primera audiencia del juicio el 9 de noviembre de 2018, deberá cumplir el resto de su condena. Durante la audiencia de sentencia el 2 de agosto de 2019, a la que la Dra. Nyanzi asistió mediante un enlace de vídeo, dejó sus pechos al descubierto en señal de protesta y lamentó el hecho de que se hubiese retirado la acusación de «comunicación ofensiva», diciendo que deseaba molestar al presidente.

La sección 24 de la Ley de uso indebido de ordenadores de 2011 convierte en un delito «hacer cualquier solicitud, sugerencia o propuesta que sea obscena, libidinosa, lasciva o indecente». La Sección 25 especifica:

«Cualquier persona que utilice comunicación electrónica de forma deliberada y reiterada para molestar o intente perturbar la paz, la tranquilidad o el derecho a la privacidad de cualquier persona sin el objetivo de una comunicación legítima tanto si genera una conversación como si no, comete un delito y está sujeto a condena de una multa que no supere veinticuatro puntos monetarios (480.000) [en torno a 130 dólares estadounidenses] o a reclusión que no supere un año o a ambos».

Ambas secciones están redactadas de forma vaga y están abiertas a interpretación. El propio juicio tuvo irregularidades en lo que se refiere a un juicio justo: el Colegio Americano de Abogados, que supervisó el juicio, señaló violaciones del derecho a preparar una defensa y el cierre abrupto del caso de la defensa por parte del magistrado presidente.

La Dra. Nyanzi había sido detenida anteriormente y acusada de los mismos cargos en abril de 2017, a también en relación con publicaciones de Facebook sobre el presidente Museveni. De acuerdo con su abogado, este juicio ha estado en espera pendiente del resultado de una solicitud presentada en mayo de 2017 por la Dra. Nyanzi ante el Tribunal Constitucional de Uganda, desafiando la validez de la Ley de Tratamiento de salud Mental de Uganda del año 1938. Dicha solicitud se presentó en respuesta a la solicitud de la fiscalía de una investigación de su salud mental.

Además de intentos de forzarla a someterse a un examen psiquiátrico, la Dra. Nyanzi ha sufrido una serie de problemas de salud durante su detención; a finales de 2018, tras su segundo arresto en noviembre de 2018, la Dra. Nyanzi afirma haber sufrido un aborto en la cárcel.

Antropóloga médica por formación, el ámbito de conocimiento de la Dra. Nyanzi se encuentra en la intersección de la cultura, la salud, la ley, el género y la sexualidad. En el pasado fue becaria de investigación en el Instituto de Investigación Social de la Universidad de Makerere, donde se especializó en el estudio de la sexualidad en África, hasta que el Instituto puso fin a su contrato en febrero de 2109. Además de publicar ampliamente en los medios académicos, es una ferviente escritora en las redes sociales donde comenta y debate acerca de circunstancias sociopolíticas actuales y escribe poesía, especialmente en las redes sociales. Es una activista declarada y una de las voces líderes del movimiento por los derechos de las mujeres en Uganda y defiende activamente los derechos de los colectivos de lesbianas, homosexuales, bisexuales, transgénero e intergénero. En 2017 lanzó el Proyecto #Pads4girlsUg, una campaña para recaudar dinero para comprar y distribuir compresas para niñas en edad escolar en Uganda.

La Dra. Nyanzi es también una crítica pública feroz del Presiente de Uganda Museveni. También practica la «grosería radical», una estrategia tradicional en Uganda para desestabilizar a los poderosos mediante el uso táctico del insulto público. Su uso del lenguaje es con frecuencia colorista y en ocasiones chocante: algunos de los mensajes que ha publicado en Facebook implican que a Uganda le habría ido mucho mejor si el presidente hubiera muerto al nacer e incluye fuertes descripciones gráficas del canal de parto de la madre de Museveni.

El Comité de Derechos Humanos de la Naciones Unidas, que supervisa la implantación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ha dejado claro que el «mero hecho de que los modos de expresión se consideren un insulto a una figura pública no es suficiente para justificar la imposición de sanciones». Varios organismos de derechos humanos han señalado que los jefes de gobierno y figuras públicas deberían tolerar un grado más alto de crítica que los ciudadanos de a pie.

Las violaciones de la libertad de expresión en Uganda son flagrantes. A lo largo del último año, varios medios de comunicación considerados críticos del gobierno han sido investigados por incumplir supuestamente las normas de difusión, se han cancelado diversos eventos de protesta pacíficos y los periodistas han sufrido acoso mientras realizaban su trabajo. Las autoridades ugandesas han utilizado leyes de la era colonial como la difamación criminal para restringir la disidencia y han aprobado otras nuevas, como la Ley de uso indebido de ordenadores de 2011, para restringir la crítica online. PEN International se opone a las leyes de difamación criminal en todos los casos y denuncia el abuso de las leyes de difamación civil para reprimir la libertad de expresión. Varias medidas recientes para regular las redes sociales han restringido aún más el espacio para la expresión online. Un impuesto sobre las redes sociales, adoptado en 2018, supuestamente ha llevado a numerosos ciudadanos de Uganda a abandonar las redes sociales y en agosto de 2019, una semana después de la condena a Nyanzi, la Comisión de Comunicaciones de Uganda decidió cobrar a los «influencers de las redes sociales» una tasa de 20 dólares estadounidenses y obligarles a inscribirse con el regulador del estado.

Si desea más información, póngase en contacto con Lianna Merner, Coordinadora del Programa de África en PEN International, Koops Mill Mews, Unit A, 162-164 Abbey St, Londres, SE1 2AN, tel.+ 44 (0) 20 7405 0338, correo electrónico: lianna.merner@pen-international.org