PEN International © 2017
Terms & Conditions | Privacy Statement

Khaled Hosseini escribe a Wael Abbas - Día del Escritor Encarcelado 2018

miércoles 14 noviembre 2018 - 7:00am

Khaled Hosseini escribe a Wael Abbas

Como parte del Día del Escritor Encarcelado – la campaña anual de PEN Internacional – Khaled Hosseini escribe a Wael Abbas.


Querido Wael,

En muchos sentidos, tú y yo no tenemos mucho en común. Yo nunca he sido detenido en contra de mi voluntad. Mi casa nunca ha sido objeto de una redada. No sé cómo se siente uno cuando le suspenden su cuenta en las redes sociales o que mis objetos personales sean confiscados por las autoridades. Nunca me han vendado los ojos. Nunca he sido acusado falsamente. Mi trabajo nunca ha sido censurado. Personalmente, no conozco el sentimiento de injusticia e indignación que te debió de correr por las venas, cuando te hicieron todas estas cosas.

Pero lo que más me cuesta imaginar es que yo sufriera esa suerte por algo que escribí. Mi realidad es que me levanto cada mañana y escribo aquello que me inquieta. Escribo sobre mi mundo, mis miedos, mis sueños. No imagino que mis libertades puedan serme arrebatadas por los libros que escribo. No me levanto por la mañana expresando gratitud por esas libertades. Debería. Lo haré.

Porque, Wael, tu realidad es radicalmente diferente. Tú, que has hecho una carrera exponiendo el abuso, la brutalidad y la injusticia social, que has abogado por los derechos humanos sabiendo que los tuyos estarían en riesgo. Tú que has hecho todo esto sabiendo que periodistas y escritores como tú sufren peligro y persecución sin precedentes. No puedo comprender el coraje que reside en ti.

Te escribo esta carta, porque, a diferencia de mí, tú has sufrido una gran injusticia, ya que tu trabajo te ha costado tu libertad. Te escribo para decirte que, en caso de que te sientas solo, no lo estás, Wael. Una comunidad entera de escritores, artistas, y activistas sienten tu indignación y te respaldan, y yo me incluyo entre ellos. Uno mi voz a la de ellos y pido a las autoridades Egipcias que te liberen de inmediato y restauren todos tus derechos como escritor y activista social. Espero que un día, inshallah, pueda estrechar tu mano a la luz del día, bajo cielos azules y libres.

Te deseo fuerza y paciencia.

En solidaridad,

Khaled Hosseini