PEN International © 2017
Terms & Conditions | Privacy Statement

Venezuela: Detenciones a periodistas muestran el clima de censura

jueves 23 julio 2020 - 8:42pm

Caracas | C: Fernando Gago

PEN Internacional y PEN Venezuela condenan las recientes detenciones a periodistas críticos con las políticas del gobierno venezolano. Las amenazas, el encarcelamiento, el acoso legal, las campañas de desprestigio y las detenciones constituyen ataques a la libertad de expresión y de opinión y son el entramado de una censura que avanza sin precedentes en este país.

Carles Torner, Director Ejecutivo de PEN Internacional, reafirma los llamados que constantemente PEN Internacional ha realizado al gobierno encabezado por Nicolás Maduro: “La persecución, privación de la libertad y la violencia en contra de periodistas críticos son formas de control a la crítica y la información por parte del poder. Para ejercer una verdadera democracia, el respeto a la libertad de expresión es prioritario”.

El 13 de julio de 2020, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) detuvieron en su casa al periodista, director del portal Punto de Corte y politólogo Nicmer Evans por supuesta “promoción o incitación al odio”, después de que él comentara que deseaba “larga vida, para que la justicia del hombre llegue antes que la divina” en relación al constituyente Fidel Madroñero, quien anunció que dio positivo a Covid-19.

Después de que su casa fuese allanada y fueran asediados la esposa de Evans y colaboradores de Punto de Corte, el Tribunal 21 de Control Penal del Área Metropolitana de Caracas, ordenó la medida privativa de libertad en contra de Evans. Durante la audiencia, se le acusó del delito de “Promoción o incitación al odio”, basándose en el Artículo 20 de la Ley Contra el Odio.

El 15 de abril de 2020, agentes del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional detuvieron al periodista Eduardo Galindo para interrogarlo sobre una nota acerca de la escasez de combustible publicada en el portal que dirige, Senderos de Apure, según la crónica del Comité para la Protección a Periodistas (CPJ) y el sitio web del periodista. Después, su vivienda fue allanada y hurtaron su computadora personal, teléfonos, y dos familiares fueron detenidos tras negar la entrada de las autoridades al domicilio. Galindo fue liberado con medidas cautelares el 19 de abril.

Al respecto, la escritora y periodista Milagros Socorro, Presidente del Centro PEN Venezuela, dijo: “Estas prácticas son una medida para perseguir, encarcelar y silenciar a periodistas críticos. Durante la crisis derivada del Covid-19, las amenazas se han recrudecido, evidenciando una censura abierta en contra de toda crítica al orden del gobierno actual. Las detenciones arbitrarias a periodistas críticos son un signo de un sistema político autoritario”.

Desde que comenzó el confinamiento por la crisis sanitaria a causa del Covid-19, se han documentado al menos 27 detenciones arbitrarias a periodistas. Otro caso es el del periodista Davirson Rojas, quien fue detenido el 21 de marzo de 2020 por las Fuerzas de Acciones Especiales después de tuitear información vinculada con la situación de la pandemia en Venezuela. Rojas fue liberado tras 12 días de detención, imputándole el delito de “terrorismo”.

El caso más reciente es el del reportero Otilio Rodríguez, detenido el 15 de julio por la Guardia Nacional Bolivariana en el estado de Sucre, y liberado 20 horas después. Su detención se debió a la publicación de una información sobre la gasolina y posteriormente fue acusado del delito de instigación al odio.

Desde 2018, PEN Internacional ha considerado que el deterioro al derecho a la libertad de expresión en Venezuela es extremo, como documentó en su reporte Venezuela: literatura y periodismo, un acto de resistencia. Durante 2019 y 2020, la crisis se ha agudizado con el hostigamiento, amenazas y detenciones que son ya un sistema de silenciamiento constante.

De acuerdo con la asociación Espacio Público, durante los últimos años los niveles de tensión política y social en Venezuela han aumentado, lo cual se refleja en el número de violaciones a la libertad de expresión. De enero y diciembre de 2019, Espacio Público registró 468 casos, y, tan sólo de enero a julio de 2020, registró 623 violaciones a la libertad de expresión.

PEN Internacional hace un enérgico llamado a las autoridades de Venezuela a liberar a Nicmer Evans, y detener el hostigamiento a periodistas y escritores, a respetar sus obligaciones internacionales de defender los derechos humanos como Estado Parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como a garantizar los derechos que protegen la libre expresión, la protesta, la reunión y el acceso a la información e internet.

PEN renueva su llamado directo al Estado venezolano y las recomendaciones realizadas al Estado desde 2018.