PEN International © 2017
Terms & Conditions | Privacy Statement

Nuestro impacto en Asia

Me Nam, reunida con su familia en el aeropuerto (fotografía por cortesía de Dan Lam Bao)

Me gustaría expresar mi más sincero agradecimiento por vuestra campaña para liberarme de la injusta ley de la majestad contra mí” – Sulak Sivaraksa, destacado académico tailandés.

El panorama de la libertad de expresión en Asia y en el Pacifico sigue estando marcado por la arraigada represión, las represiones políticas, el procesamiento y el encarcelamiento a largo plazo. La falta de protección de los escritores y periodistas ante las posibles represalias por su trabajo también ha contribuido a crear un clima de miedo y autocensura.

La condena de los reporteros de Reuters Wa Lone y Kyaw Soe Oo representa un grave revés para la democracia en Myanmar y la impunidad es un tema que resuena a lo largo de todo Asia. Asesinatos como el del erudito camboyano Kem Ley en 2016 y el epigrafista indio Dr. Malleshappa Madivalappa Kalburgi en 2015, siguen sin resolverse.

El impacto de nuestro trabajo solidario

Los periodistas de Reuters Wa Lone y Kyaw Soe Oo fueron liberados de la prisión de Myanmar en abril de 2019.

La bloguera y critica del gobierno Nguyen Ngoc Nhu Quynh, también conocida como Me Nâm (“Mother Mushroom'”) fue liberada al exilio en Vietnam en octubre de 2018.

Se retiraron los cargos en contra del escritor y activista tailandés Sulak Sivaraksa.

El miembro del PEN y poeta chino Liu Xia fue liberado de arresto domiciliario extraoficial.

Por el Día del Escritor Encarcelado, el PEN llevo a cabo una campaña para la puesta en libertad del galardonado fotógrafo y escritor bangladesí, Shahidul Alam. La carta abierta de solidaridad del aclamado escritor indio Arundhati Roy recibió una amplia cobertura en todo el mundo y, poco después, a Alam se le concedió la libertad bajo fianza.

El impacto del Programa de la Sociedad Civil

El PEN Filipinas está llevando a cabo seminarios de formación para profesores de literatura, con el objetivo de abordar las preocupaciones actuales en torno a la educación de la lengua materna y literatura en el país. El centro también fue invitado a formar parte de un panel asesor para crear el Canon Filipino del siglo XXI y, por lo tanto, garantizará la inclusión de escritores minoritarios, lenguas minoritarias y el trabajo minoritario en la conversación nacional. La contribución del PEN Filipinas fue recibida y apoyada calurosamente por la Comisión Nacional debido a su intento, a través del proyecto de la Sociedad Civil, de llegar a quienes se encuentran fuera de Metro Manila.

El PEN Filipinas ha adquirido un gran entendimiento y conocimiento de los problemas de libertad de expresión, además de ganar confianza en su capacidad para expresar preocupaciones. Su voz en cuestiones de libertad de expresión se ha vuelto cada vez más creíble y visible. Los centros PEN en Malawi, Myanmar, Zambia, Filipinas y Sierra Leona forman parte de coaliciones nacionales, que trabajan unidas para influenciar en la opinión pública y en la política.

El PEN Myanmar ha continuado con su esfuerzo de promoción publicando un boletín trimestral sobre la libertad de expresión y está trabajando junto con ONG internacionales, como el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), para derogar o enmendar leyes específicas.